¿CÓMO NOS MANTENEMOS DE PIE?.

El mecanismo del equilibrio es, una vez más, el producto de una serie de complejas interrelaciones de información que entra al cerebro (proveniente de la cóclea del oído, vista y propioceptores plantares, musculares y articulares), se procesa y se emite una respuesta adaptada.

Este es un planteamiento de carácter general ya que veremos que algunos sistemas funcionan incluso sin la entrada de información en el momento sino gracias a la experiencia almacenada.

Las estrategias de estabilización serían fundamentalmente dos: el ajuste postural reaccional y los ajustes posturales anticipados.

El ajuste postural reaccional son respuestas reflejas ante los cambios que se producen en la información sensorial que entra en cada momento. Tienen el inconveniente de sobrevenir con algo de retraso ya que requieren esa entrada de información, su interpretación y con posterioridad es cuando se ponen en marcha estos mecanismos.

Se dedican primero a estabilizar la cabeza respecto al entorno, después la cabeza respecto al tronco y, por último, los miembros respecto al tronco.

Los ajustes posturales anticipados por su parte son reacciones aprendidas con la experiencia y almacenadas de modo que nos permiten prever las consecuencias que el movimiento tendrá. Mediante la activación de un grupo de músculos que actúan como un todo minimizan el efecto desequilibrante que tendría el gesto que se va a realizar.

Las estrategias más estudiadas son las que suceden en el plano anteroposterior y serían tres: la de tobillo, la de cadera y la de suspensión.

En la de tobillo el sujeto oscila entorno a esta articulación como si fuera un péndulo invertido. Se activan los músculos anteriores y posteriores del tobillo y los paravertebrales en la espalda. Se da en una secuencia de distal a proximal. Esta estrategia se da cuando las perturbaciones son lentas y ligeras y sobre superficies amplias.

La de cadera se produce entorno a la misma pero activando los músculos de delante y de detrás de proximal a distal. La corrección de la postura se da por flexo-estensión de caderas. La actividad empieza en los abdominales y sigue por los cuádriceps. Se produce para compensar el desequilibrio hacia atrás de las personas. También en perturbaciones rápidas y largas o cuando la superficie es pequeña.

Para terminar diremos que la estrategia suspensoria es aquella en la que el centro de gravedad sale de la base de sustentación, a lo que el cuerpo responde flexionando las piernas para bajar el centro de gravedad y dando un paso con un pie para cambiar y ampliar la base de sustentación.

Eleder Gaztelurrutia 

Colegiado nº79


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− ocho = 0

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies.