FISIOTERAPIA EN EL TRATAMIENTO DE LA ESPASTICIDAD.

Desde el Centro de Fisioterapia y Osteopatía Eguzki, queremos haceros llegar un pequeño resumen de una guía para las personas que conviven con la espasticidad, un problema que muchos de nuestros pacientes con enfermedades neurológicas tienen asociado a su enfermedad.REHABILITACION DURANGO

Nuestro objetivo es darles información sobre los diferentes tipos de tratamiento que existen para este problema.

REHABILITACION DURANGO ICTUS

El trabajo del fisioterapeuta especializado en neurología, es un trabajo prácticamente diario y mano a mano con el paciente, por lo que el fisioterapeuta conoce muy de cerca los avances del paciente (que por pequeños que parezcan muchas veces se traducen en logros muy importantes), conoce sus reacciones asociadas, sus dificultades, sus preocupaciones…..Pincha aquí para más información sobre nuestros tratamientos neurológicos.

Compartir estos conocimientos con los conocimientos en medicina del neurólogo, neuro-cirujano y las posibilidades de tratamiento en otros ámbitos, ayudaría mucho al avance del paciente y su espasticidad.

REHABILITACION DURANGO ICTUS

 

 

*Guía para las personas que conviven con la espasticidad (RESUMEN)

En una persona que ha sufrido daño cerebral y/o espinal, la espasticidad y los problemas que esta provoca, son molestos compañeros de viaje durante un largo periodo de sus vidas.

En ocasiones la espasticidad es única o la más relevante, sin embargo a veces se une a otros signos y síntomas incluso más desagradables como es el dolor.

La espasticidad, en mayor o menor grado, puede condicionar la alteración de la capacidad funcional, producir limitaciones en la autonomía personal y crear dependencia de otras personas. Todo ello impacta en el sujeto y de forma evidente en su familia

Qué se entiende por espasticidad

 La espasticidad se asocia a un aumento de los reflejos musculares profundos (hiperreflexia). la base fisiopatológica es el aumento de excitabilidad del reflejo de estiramiento (lance, 1980) (Thilmann et al., 1991). Este aumento de resistencia a la movilización activa y pasiva, produce una limitación en el movimiento, comporta patrones de posturas anormales, fija o reduce el desplazamiento, dificulta o impide la función, genera dolor e impacta física y psicológicamente en la persona que la desarrolla.

Si la lesión se localiza en el cerebro, se afectara sobre todo la musculatura antigravitatoria y la espasticidad se expresará con flexión del miembro superior y extensión de la pierna; si por el contrario la lesión asienta en la medula espinal se producirá flexión y aducción del miembro inferior. La espasticidad puede afectar a un grupo muscular, a todo el hemicuerpo, a ambos miembros inferiores o a las cuatro extremidades.

¿Se puede vivir con espasticidad y gozar de buena calidad de vida?

Si prevalece una filosofía activa y positiva por parte de todos, profesionales,afectado y familia, es posible identificar problemas y establecer objetivos de mejora. Nunca es tarde para corregir las complicaciones ligadas a la espasticidad aunque lo recomendable y deseable son las actuaciones precoces y preventivas.

En nuestra sociedad, en el siglo XXI, aún hay muchas personas que desconocen que sus limitaciones son, en parte, corregibles. Se conforman,no solicitan ayuda porque creen que no existen tratamientos que pueden aliviarles, ofrecerles más capacidad, más bienestar y con ello una mejor calidad de vida. El daño cerebral adquirido provoca cambios y un largo proceso de adaptación que no debe confundirse con resignación o aceptación pasiva.No han de crearse falsas expectativas con soluciones falsamente curativas,pero sí debe divulgarse que la medicina avanza en este campo, como en tantos otros y aparecen nuevas alternativas terapéuticas capaces de mejorar la espasticidad.

 ¿Cuándo se debe actuar sobre la espasticidad?

El tratamiento de la espasticidad debe iniciarse en la fase aguda del daño cerebral/espinal, seguir en la fase de convalecencia y prolongarse en la fase crónica o de secuelas. Las estrategias variarán en función de las necesidades que se planteen en cada caso, y se intensificarán si aparecen recaídas, agravamientos o crisis.

¿Cuál es el tratamiento de la espasticidad?

El tratamiento de la espasticidad ha de personalizarse siempre, procurando que las expectativas que tienen el paciente, su familia y el equipo de profesionales sean realistas. los objetivos terapéuticos pueden ser múltiples, pretendiendo fundamentalmente reducir los síntomas, evitar las complicaciones, mejorar la capacidad funcional, dar comodidad al paciente, mejorar su calidad de vida y facilitar la labor de cuidar.

Opciones de tratamiento de la espasticidad

— información. educación

— rehabilitación: fisioterapia y terapia ocupacional

— utilización de férulas

— detectar/eliminar/minimizar los factores que exacerban la espasticidad

— tratamiento médico con fármacos por vía oral

• diazepan

• baclofén

• tizanidina

• dantrolene

• clonidina

• cannabis

— bloqueo: inyección intramuscular

• toxina botulínica

— aplicación de ortesis

— cirugía ortopédica correctora

— neurocirugía intervencionista

• raíz

• espinal

• cerebral

— bomba intratecal de baclofén

— bomba intratecal de clonidina

— estimulación magnética cortical

— soporte emocional

Objetivos del abordaje integral de la espasticidad

 Mejorar la funcionalidad

• más capacidad de movimiento

• de la marcha y del equilibrio

• de las actividades de la vida diaria

• reducir el gasto energético

• facilitar la sedestación y la bipedestación

• facilitar las transferencias

• aumentar la autonomía (manejo de la silla de ruedas)

• relaciones sexuales

 Mejorar la estética

• evitar el uso de ortesis o zapatos especiales

• mejorar la imagen corporal

 Mejorar los síntomas

• aliviar el dolor

• reducir el número de espasmos

• mejorar la calidad del sueño

• favorecer la adaptación de la ortesis

• mejorar la calidad de vida y el confort

Facilitar la labor del cuidador:

• higiene (palma de la mano, flexura del codo, región perineal, etc.)

• vestir

• alimentación

 Prevenir y tratar las complicaciones músculo–esqueléticas

• contracturas

• subluxaciones

• úlceras por presión

Fisioterapia en el tratamiento de la espasticidad

A pesar de lo complejo del manejo de la espasticidad, existen nuevas posibilidades terapéuticas que hacen de la fisioterapia una herramienta de gran utilidad. Además de la necesidad de disponer de programas bien definidos de tratamiento fisioterápico, es importante que tanto el paciente como su entorno participen activamente del tratamiento.

El fisioterapeuta debe velar no solo por mantener un buen balance articular y muscular, los objetivos deben ir orientados a mejorar siempre la funcionalidad y evitar las complicaciones de la espasticidad entre ellas el dolor. Es de gran importancia que exista una excelente coordinación entre los miembros del equipo haciendo que la suma de actuaciones lleve al paciente a alcanzar el máximo de sus capacidades funcionales.

Descarga de la guía completa:

http://www.convivirconespasticidad.org/espasticidad/guia-espasticidad/

 

 


1 Comment

  1. Amada Barrantes Agurto
    03/06/2017 at 4:03 am · Responder

    Es muy interesante y productivo esta información ya que tengo una hermana que sufre esta espasciticidad en su pierna derecha puede caminar pero manejar es peligroso porque se le engarrota justo la pierna derecha y es por ello que no puede darse la comodidad de hacer sus cosas bien ya que esta espasticidad se lo impide. Pero voy a enviarle esta información. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


5 + = seis

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies.