“NO PODRÁS VOLVER A ANDAR”.

Una parte importantísima de la rehabilitación neurológica es la motivación del paciente. Nosotros guiamos al paciente y le facilitamos el movimiento normal, pero es necesaria una gran colaboración y constancia por parte del paciente.

Muchos de ellos me preguntan si podrán volver a andar. Esta es una pregunta difícil de responder. No me gusta decir un NO rotundo. Primero porque nadie lo sabe al 100%. Estudios científicos han demostrado que la plasticidad  cerebral perdura en el tiempo y no es algo exclusivo de la etapa infantil, como anteriormente se creía. Esto quiere decir que las células del sistema nervioso central mantienen la capacidad de regenerarse morfológica y funcionalmente, así como la capacidad de crear nuevas conexiones, permitiendo una respuesta adaptativa a la demanda funcional.

Y si bien es verdad que esa posibilidad existe, si no trabajas por mejorar, sin duda, no lo conseguirás. Si te quedas parado en tu silla sin luchar por levantarte, no sólo no conseguirás andar, sino que además lo que hallamos conseguido se puede perder. Aparecen dolores, rigideces, depresión….

Por lo tanto, no entiendo y no comparto enunciados como los del título de este blog. Muchos profesionales de la rama de la rehabilitación neurológica sentencian al paciente a la silla de ruedas con estas frases lapidarias.  Y lo único que conseguimos con esas frases es matar la esperanza del paciente. Los pacientes regresan a mi consulta con el ánimo amancillado.

Gran parte de mi trabajo es volver a darles esperanza y que sigan luchando por su objetivo, aunque no sepamos hasta dónde vamos a llegar. Nadie lo sabe. El simple hecho de que salgan de mi consulta con una mejor sensación de su cuerpo y con una sonrisa en la boca, ya es un triunfo.

Tampoco pretendo engañar con promesas que no sé si se podrán cumplir. En ningún momento les aseguro que vayan a volver a recuperar su autonomía en la marcha o en otras actividades de la vida diaria. No aseguro nada, pero tampoco niego nada. Y me centro en luchar por conseguir lo máximo de ellos.

Por supuesto, hay que aclararles muchas cosas sobre lo que significa su lesión y lo que les acarreará en su vida. Hacerles entender que no se trata de una rehabilitación traumatológica (fractura de cadera, por ejemplo), en la que tras el tiempo de rehabilitación, la mayoría de las personas vuelven a tener la vida que tenían. Deben saber que una lesión neurológica les supone un cambio en su vida para siempre.  También hay que intentar hablar con los familiares para hacerles entender la situación en la que de un día para otro se han encontrado. Es difícil asimilar esta nueva situación para nuestros pacientes y para todos los que les rodean, y nuestro trabajo como fisioterapeutas es darles consejos a los familiares sobre cómo manejar al paciente y a todos ellos de cómo poder adaptarse a su nueva situación.

Por otro lado, es importante establecer unos objetivos coherentes con la situación del paciente y no muy lejanos en el tiempo. Es decir. Para correr, primero hay que saber andar…. Y  para llegar a andar hay muchos pasos que un paciente hemipléjico tiene que trabajar primeramente.

En definitiva; no seamos tan tajantes en nuestras afirmaciones y pronósticos y tengamos en cuenta que el paciente es una persona que emocionalmente sufre y tiene mucho trabajo que hacer por delante.

Los profesionales de la salud deberíamos:

1-      Informar a la familia y al propio paciente del significado de su lesión.

2-      Proponer objetivos realistas y no demasiado lejanos en el tiempo.

3-      Animar con fuerza a lograr estos objetivos.

4-      Hacerles ver sus logros (pequeños GRANDES logros) y seguir a por el siguiente paso.

5-      Nunca decir no podrá, hasta no haber agotado todas las posibilidades. ¿Cuándo es esto?. Difícil saberlo. Lo único que sé es que mientras hay avance, hay esperanza. O es,  más bien,  ¿ mientras hay esperanza, hay avance?………

Sonia Boisa Castelao

Fisioterapeuta colegiada nº3

Especialista en Rehabilitación Neurológica (Método Bobath)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ uno = 7

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies.